Reajustar la cartera

En esta entrada voy a explicar qué es reajustar la cartera, por qué se debe hacer y cómo se puede hacer.

¿QUÉ ES REAJUSTAR LA CARTERA?

Reajustar la cartera es realizar traspasos o compras y ventas entre activos de la cartera, en un momento dado, para que tras estas operaciones se pueda volver a tener el porcentaje de cada activo establecido en el modelo de cartera.

Ejemplo: si partimos de una cartera en la que se pretende tener 50% en el activo A y 50% en el activo B, y a consecuencia de las diferentes reantabilidades que pueden arrojar los activos, si uno se revaloriza más que otro, o uno se revaloriza y otro se deprecia, podría ser que la cartera pasase a tener una composición 65% activo A y 35% activo B. Este caso sería indeseado ya que nuestro objetivo era repartir el capital 50/50. Para tener ese 50/50 deberemos de reajustar la cartera, vendiendo parte del activo A, para comprar el activo B, hasta volver a tener un 50% del activo A y un 50% del activo B. De esta forma habríamos reajustado la carera.

¿POR QUÉ REAJUSTAR LA CARTERA?

Es importante reajustar la cartera cada cierto tiempo o cuando se produzcan variaciones en el peso de cada activo dentro de nuestra cartera, para poder mantener la distribución de activos deseada y una diversificación adecuada. Si, por ejemplo, un activo al que damos poco peso de la cartera por ser de muy alto riesgo se revalorizase mucho, este activo pasaría a tener un peso más elevado del que nos gustaría tener en ese activo de riesgo, por lo que estaríamos aumentando el riesgo de nuestra carteral.

Además, el hecho de reajustar la cartera, hace que durante los traspasos se produzca el efecto de vender caro y comprar barato. Esto se debe a que en los reajustes, tenderemos a vender activos sobreponderados y comprar aquellos infraponderados. Según un estudio de Swense sobre reajustes automáticos de carteras, los reajustes hechos de forma adecuada, podrían mejorar la rentabilidad de la cartera en hasta un 0,4% anual.

¿CÓMO REAJUSTAR LA CARTERA?

Principalmente hay dos formas de hacerlo: mediante nuevas aportaciones o mediante la venta de un activo y la compra de otro.

Mediante aportaciones: En este caso cuando vayamos haciendo las aportaciones periódicas, las haremos al activo que este infraponderado en la cartera. Por ejemplo en el ejemplo anterior en el que llegamos a tener un 65% en activo A y 35% en el activo B, las aportaciones las iremos haciendo en el activo B hasta que lleguemos al punto en el que el capital del activo A suponga un 50% de la cartera y el activo B también suponga el 50% de la cartera.

Mediante la venta de un activo y la compra de otro: en ocasiones, el método anterior no será suficiente para tener nuestra asignación de activos conforme a nuestro modelo de cartera. Esto sucederá especialmente cuando las aportaciones sean pequeñas en comparación con el capital que tenemos invertido. En estos casos para reajustar la cartera será necesario vender parte del activo sobreponderado y comprar parte del activo infraponderado.

Este último tipo de rajustes se pueden hacer periódicamente, cuantitativamente o de ambas formas.

Periódicamente sería cada “X” tiempo. Una vez al año, una vez cada seis meses… Lo importante es establecer reglas fijas para realizar los reajustes.

También se puede hacer cuantitativamente mediante la regla 20/5. Esta regla dice que reajustaremos cuando un activo varíe un 20% sobre su peso dentro de la cartera o cuando varíe un 5% del total sobre la cartera, aplicando siempre el más restrictivo de los dos.
Ejemplo: Cartera de tres activos A 60%, B 30% y C 10%. Reajustaremos cuando A Supere el 65% o baje del 55%, cuando B baje del 25% o suba del 35% o cuando C suba del 12% o baje del 8%. 

Explicación: 

Activo A: aplicando la regla del 20% sobre su peso en la cartera, el 20% de 60 sería 12%. Según esta norma deberíamos reajustar cuando este activos supere el 72% o baje del 48%. Si aplicamos la regla del 5% del total sobre la cartera, tendríamos que reajustarlo cuando superase el 65% o descendieses del 55%. Como el último caso es más restrictivo, será el que aplicaremos para este activo.

Activo B: el 20% de 30 sería 6%, por lo que según esta regla, deberíamos reajustar el activo B cuando su peso fuera superior al 36% o inferior al 24%. Aplicando el 5% sobre el total, tendríamos que reajustarlo cuando supusiera más del 35% de la cartera o menos del 25%. Como en este caso también es más restrictiva la regla del 5%, sería la que aplicaríamos.

Activo C: el 20% de 10 es 2% por lo que según la regla del 20% deberíamos reajustar este activo cuando su peso fuera superior al 12% de la cartera o inferior al 8% de la cartera. Como esta regla es más restrictiva, será la que apliquemos en vez de la del 5%.

CONCLUSIONES

Es importante reajustar la cartera para mitigar riesgos y mantenernos perfectamente diversificados. Además, podría darnos un  extra de rentabilidad. Podemos reajustar  la cartera con las aportaciones periódicas y en caso de que no sea suficiente, lo haremos vendiendo un activo sobreponderado y comprando los infraponderados. Este tipor de reajuste se puede hacer de forma temporal, cada un periodo de tiempo, o de forma cuantitativa, aplicando la regla del 20/5 que he explicado anteriormente.

Únete a nuestra comunidad en el canal de telegram para conocer más.

El contenido de club de inversión y ahorro se provee solo como información general y no debería ser tomado como consejo de inversión. Todo el contenido del sitio, incluido, pero no limitado a: comentarios de foro del autor u otros usuarios, artículos y gráficos, consejos, y todo lo demás que se puede encontrar en este sitio, no debe ser interpretado como recomendación de comprar o vender cualquier activo financiero o de participar en cualquier actividad de trading o estrategia de inversión. El autor puede o no tener posiciones en cualquier compañía o anunciantes que aparezcan o se analicen en el sitio. Cualquier acción que tomes como resultado de información, análisis, o consejo en este sitio es responsabilidad última tuya. Consulta a tu asesor financiero antes de tomar cualquier decisión de inversión.